5 ideas para hacer crecer tu negocio

Share :

¿Te has planteado el desafío de hacer crecer tu empresa o negocio y no sabes por dónde empezar?

Vamos a hablar con franqueza, la clave para asegurar un crecimiento sostenible de tu Pyme en el tiempo, no solo está en cómo la administras, sino que engloba distintos factores que toda persona con emprendimiento o empresa  debe conocer y poner en práctica.

Todo es un conjunto de factores que te ayudarán a crecer. Desde entender las necesidades de tus clientes, la organización y planificación, monitorear el desempeño de tus colaboradores, entre otros.

Te dejamos algunos pasos para encaminarte al crecimiento empresarial: 

1. Diseña la ruta hacia tu crecimiento

Cuando iniciaste tu empresa, posiblemente diseñaste un plan de negocios con el que identificaste tu idea, objetivos, aspectos internos y externos, y la estrategia inicial para ingresar al mercado.

Para crecer, debes desarrollar y actualizar un plan estratégico en el que se diseñe la ruta a seguir para alcanzar las metas. Para eso debes: 

Analizar y diagnosticar: ¿Cuál es tu posición en el mercado? Para saberlo, un análisis FODA podría ser de ayuda porque se identifican las amenazas de tu entorno, fortalezas que debes acentuar y utilizarlas a tu favor, debilidades por mejorar y oportunidades de crecimiento. 

Genera un plan de acción: Pregúntate, ¿dónde quiero llegar con mi empresa? y ¿cómo y en cuánto tiempo lo vamos a hacer?
Para esto, se utiliza un cronograma en el que se planteen las estrategias y tácticas necesarias para lograrlo. 

Una vez tengas trazado tu camino a seguir, direcciona el trabajo y acciones de tu equipo hacia la ejecución del plan y cumplimiento de los objetivos.

2. La adaptación al cambio y la innovación es clave

A medida que tu negocio empiece a crecer, verás que debes hacer cambios adaptándote a las nuevas necesidades del mercado y del estadío de tu empresa.

Es importante hacer las cosas diferentes para obtener resultados diferentes, conseguir más clientes significa tener a tu lado a los mejores talentos y aumentar tu capacidad de operación , y esto podría suponer distintas situaciones, ya sea ampliar tu lugar de trabajo, contratar personas con algún tipo de habilidad específica o incluso adquirir herramientas tecnológicas que permitan que tus operaciones sean más eficientes. Debes ser consciente de ello y no temer a realizar los cambios que tu negocio vaya requiriendo. 

La tecnología es un aliado vital para lograr escalar, no escatimes el uso de herramientas o sistemas que te permitirán ahorrar tiempo, monitorear y automatizar tus procesos. Usa también los distintos medios para mejorar tu estrategia de marketing digital o conseguir potenciar tu posicionamiento de marca en el mercado.

3. Aprende a escuchar a tus clientes para crecer 

Los clientes son la base de tu negocio, investiga sus hábitos, sus aspiraciones, su manera de hablar, sus necesidades y qué opinión tienen de tu marca o puede que tu competencia lo haga primero. 

Recuerda analizar a tus clientes de manera continua, porque todo cambia constantemente y por tanto, lo que les ofreces deberá cambiar o evolucionar en consecuencia.

Algunas preguntas que puedes hacer son:

  • Pedir su opinión sobre la presentación de tu producto.
  • Sugerencias para mejorar la entrega de tu producto o servicio. 
  • De acuerdo a su experiencia, que tanto recomendarían tu producto o servicio.
  • Si volverían a comprar tu producto o servicio y por qué.
  • Si han tenido algún problema en el proceso de compra.
  • Cómo le pareció la atención recibida.

Esto te ayudará a mantener a tus clientes contentos y a saber qué ofrecer a tus prospectos y cómo. 

4. Haz crecer tu negocio de forma ordenada 

 “Un pequeño agujero hunde el barco”

Muchas empresas no llegan a la madurez que las lleva al crecimiento porque la administración y la gestión de cada proceso es lenta y obsoleta. 

En un inicio seguramente, era posible controlar cada aspecto de tu negocio en una hoja de cálculo en Excel o simplemente un cuaderno, sin embargo, con un negocio en crecimiento aparecen mayores responsabilidades, que requieren agilidad para no perderse en el desorden y tomar mejores decisiones. No tomar en cuenta esto,  puede hasta ocasionar grandes pérdidas económicas por un robo hormiga no detectado a tiempo (visita nuestro Blogpost de Robo Hormiga para conocer más sobre este peligro), al igual que incurrir en multas por errores operativos tan simples cómo la pérdida de una factura, entre otras consecuencias que pueden perjudicar seriamente a tu negocio. 

Por eso es tan importante contar con un sistema de administración empresarial (visita nuestro Blogpost ¿Qué es un Sistema de Administración Empresarial? para conocer más), esto te permitirá tener el control de aspectos como: 

  • Ventas
  • Cuentas por cobrar y pagar
  • Inventarios
  • Facturación
  • Reportes

También es necesario elaborar un presupuesto que condicione el uso de los recursos económicos. De tal manera, que te ayude a manejar tu negocio y dirigirlo por el camino de éxito que siempre has deseado.

5. Deja de ser un “todólogo” y empieza a delegar 

Al principio puede que hayas llegado hasta donde estás haciendo las cosas sólo tú, como un lobo solitario.

Para hacer que tu negocio escale, es importante que consideres que parte del éxito del crecimiento está en el capital humano. Lo que te ayudará a pasar de ser la persona que todo lo hace y todo lo sabe, a delegar. 

No pienses en las personas como manos que te ayudarán solo en lo operativo, sino toma en cuenta que ese talento que estás contratando va enriquecer y aportar valor a tu negocio. 

Bien, ahora ya puedes empezar a trabajar en cada uno de estos puntos para comenzar a llevar tu empresa al camino de éxito y crecimiento que sueñas.

¿Quieres controlar lo que sucede en tu empresa?
¡Gracias! Tu registro se realizó exitosamente
¡Ups! Algo salió mal durante tu registro